Las mejores excursiones en Croacia

Las mejores excursiones en Croacia

No cabe duda de que la mejor manera de pasar tu tiempo libre es en la naturaleza. Croacia es, en este sentido, una verdadera colección de preciadas joyas porque, en cuanto te diriges a conocerla, encontrarás a cada paso un rincón interesante, ideal para pasear, disfrutar y descansar.

La Alameda de los glagolíticos

Aleja glagoljaša
Alan Čaplar

La Alameda de los glagolíticos entre Roč y Hum en Istria ofrece un agradable paseo por la escritura y la cultura glagolítica croata. Estas dos localidades, vinculadas inseparablemente por una estrecha y pintoresca carretera que serpentea por el paisaje idílico de esta parte de Istria, son un monumento vivo que evoca los tiempos pasados. No necesitarás mucho tiempo para recorrer Hum, pero el recuerdo de la ciudad más pequeña del mundo permanecerá contigo durante años.

 

 

El Lago rojo

Crveno jezero
Alan Čaplar

El Lago rojo (Crveno jezero) al lado de Imotski es la gruta natural más profunda de Europa y una de las cinco más profundas del mundo. Este pozo natural, con más de 200 metros de diámetro y más de 500 de profundidad, revela a la vista de curiosos sólo su mitad superior, la que sobresale del agua. No existe acceso a las orillas del lago, pero los visitantes dispuestos a dar un paseo disfrutarán, sin duda, del acceso al igualmente impresionante Lago azul (Modro jezero).

 

 

El Golubinjak

Golubinjak
Alan Čaplar

El Golubinjak de Gorski kotar es un parque natural único, con una multitud de fenómenos concentrados en un espacio reducido. Entre los gigantescos árboles perennes, que se yerguen hasta decenas de metros de altura, se esconden peñas verticales y a su pie, oscuras pero transitables grutas y un pasadizo natural, conocido como la Puerta Infernal (Paklena vrata). Vecina inmediata de Golubinjak es la gruta Lokvarka, un sistema de seis salas subterráneas con exuberante decoración y una de las cuevas más bellas de Croacia. Al fondo del valle se encuentra una roca con una cascada de 30 metros de altura. Este rincón idílico lleva el nombre del terrateniente de Voćin Josip Janković quien, a mediados del siglo xix, dejó atrás una vida lujosa en Viena y, atraído por su amor a la naturaleza salvaje, se trasladó a las faldas boscosas de Papuk.

 

 

El Jankovac

Jankovac
Alan Čaplar

El Jankovac, en el monte Papuk, es el valle más bonito de toda la orografía de Eslavonia. Aquí se esconden en un espacio pequeño praderas encantadoras, dos lagos artificiales, un potente manantial y, encima de éste, una peña con dos cuevas interesantes. Al fondo del valle se encuentra una roca con una cascada de 30 metros de altura. Este rincón idílico lleva el nombre del terrateniente de Voćin Josip Janković quien, a mediados del siglo xix, dejó atrás una vida lujosa en Viena y, atraído por su amor a la naturaleza salvaje, se trasladó a las faldas boscosas de Papuk.

 

 

El Kalnik

Kalnik
Alan Čaplar

El Kalnik es un impresionante muro de roca en el límite entre Prigorje y Zagorje. Bajo su pintoresca cumbre Vranilac se encuentra un refugio de montaña con fácil acceso, así como toda una red de sendas didácticas y rutas de montaña. El poderoso fuerte de Veliki Kalnik, construido encima del acantilado, le aporta el espíritu de la antigüedad. Este fuerte fue incluso declarado palacio imperial durante el reino de Bela iv, quien en una ocasión encontró refugio aquí. Los habitantes de la zona de Kalnik desde entonces son conocidos como šljivari (hidalgos de las ciruelas), ya que, según cuenta la leyenda, salvaron a Bela iv y a su séquito alimentándoles con las ciruelas de sus tierras.

 

 

El Kamačnik

Kamačnik
Alan Čaplar

El Kamačnik al lado de Vrbovsko es el cañón verde más pintoresco de Croacia. El río que nace de un profundo manantial kárstico primero corre con un caudal tranquilo, recibiendo el agua de varios arroyos más pequeños, para luego abrirse paso por el profundo y estrecho cañón verde, rugiendo en cascadas y retorciéndose en remolinos entre las rocas, antes de desembocar en el río Dobra sólo tres kilómetros más adelante.

 

 

Trakošćan

Trakošćan
Alan Čaplar

El castillo Trakošćan en el extremo norte de la región de Hrvatsko zagorje es la unión ideal entre cultura y naturaleza. A saber, no existe otro castillo en toda Croacia que se integre de manera tan armoniosa en un idílico paisaje de colinas y ofrezca una estampa tan bucólica como Trakošćan. La vista de este castillo con su esbelta torre y banderas en la cima está resaltada en numerosas postales con amplios y verdes bosques de Zagorje, el bonito lago a los pies del castillo y los peñascos verticales del Ravna gore al fondo.

 

 

Vela draga

Vela draga, Učka
Alan Čaplar

Vela draga, el fenómeno más interesante de la península de Istria, está literalmente al alcance de la mano de todo viajero que se dirija a Istria. Este impresionante cañón de laterales escarpados mide unos tres kilómetros y medio en longitud, y comienza en las rocas junto a la entrada istriana del túnel Učka para luego bajar hacia el llano de Boljunsko polje. Las torres verticales de roca inspiran admiración y respeto en todos los que las contemplan, y son un desafío ideal para escaladores.

 

 

El Vražji prolaz

Vražji prolaz
Alan Čaplar

El Vražji prolaz (paso endiablado) junto a Skrad fue descrito por poetas como el camino al infierno de Dante, aunque, pese al adjetivo “endiablado“, este encantador jardín natural parece más bien creado por unos elfos benévolos. La serie de fenómenos interesantes comienza con la cascada del arroyo Curak, que se precipita ante la boca de la gruta llamada Zeleni vir. Por un paso estrecho entre rocas empinadas se llega fácilmente a la gruta Muževa hižica.

 

 

Zavižan

Zavižan, botanički vrt
Alan Čaplar

Zavižan en el Velebit septentrional es la estación meteorológica más alta de Croacia y punto de partida para subir hasta las llamativas cumbres del monte Velebit. Impresiona en especial el panorama a vista de pájaro de las islas del Adriático y de las innumerables cimas del Velebit. Tras recorrer el jardín botánico del Velebit dirígete sin falta por el sendero de Premužić al imperio kárstico de los peñascos Rožanski kukovi, el corazón rocoso pero accesible del Velebit.