Sierra de Samobor y Žumberak

Sierra de Samobor y Žumberak

Espacio montañés con un atractivo especial

La sierra de Samobor y el monte Žumberak crean un conjunto de relieve único entre el río Sava por un lado y sus afluentes Krka y Kupa por el otro. Se trata de una zona de montaña que, pese a su natural atractivo paisajístico, la accesibilidad y su ubicación –pocas decenas de kilómetros al suroeste de Zagreb–, permanece casi desconocida al público general.

Oštrc, Samoborsko gorje
Alan Čaplar

Por su ubicación, el Žumberak y la sierra de Samobor constituyen zona de transición entre el sistema alpino y el dinárico. Aquí se encuentran rasgos de las dos cordilleras, siendo las características alpinas las típicas laderas escarpadas, profundos valles entre montañas y cimas puntiagudas, y las características dináricas las simas, grutas y desfiladeros en la piedra caliza. Los geógrafos consideran que la sierra de Samobor es apenas una parte del monte Žumberak, en concreto su prolongación oriental. No obstante, el área que solemos llamar Žumberak (en el sentido más estricto) está separada de la sierra de Samobor por las profundas y boscosas vaguadas del Žumberačka reka y del arroyo Bregana. Casi toda esta zona forma parte del parque natural Žumberak – Sierra de Samobor.


El eje de la parte más alta del Žumberak es un lomo de montaña alargado, por la que discurre también la frontera entre Croacia y Eslovenia. Esta zona es conocida por sus prados de flores silvestres y por sus vistas cautivadoras, especialmente hacia la parte croata del Žumberak. El pico Sveta Gera, en el extremo occidental de la cresta, es la cumbre más alta del Žumberak y la cima más alta de la parte panónica de Croacia. En Sveta Gera encontramos un alto vértice geodésico de hormigón, desde el cual se ofrece una extraordinaria vista a todo su alrededor. El punto de partida para subir a Sveta Gera es la aldea de Sočice, ubicada en un valle aislado, repleto de fenómenos naturales y monumentos culturales, como el casco antiguo de Kekić Draga y la cascada de Sopote. 

Okić
Alan Čaplar

Los principales destinos de montaña en la sierra de Samobor son Okić, Oštrc y Japetić. Una densa red de rutas de montaña abre innumerables posibilidades para realizar excursiones cortas y largas.


Estas tierras han sido habitadas sin interrupción desde la prehistoria, lo que corroboran numerosos hallazgos de diferentes épocas. El yacimiento arqueológico de mayor valor está en la zona de Budinjak y Bratelj. Se trata de uno de los principales yacimientos de la Edad de Hierro y la Edad de Bronce en el sudeste europeo. Es interesante ver también las ruinas de las poblaciones medievales como las de Tuščak, Stari grad Žumberak u Okić. Okić es considerada, además, la más antigua fortificación nobiliaria en el noroeste de Croacia.

Dragonoš
Alan Čaplar

Ningún otro monte croata tiene tanto derecho al título de auténtico tesoro etnográfico como el Žumberak. Numerosas casas de madera, utensilios de trabajo, trajes típicos y documentos populares forman parte íntegra del patrimonio cultural croata. La riqueza de la flora y la fauna, la cantidad de manantiales y ríos, los restos de poblaciones medievales, los yacimientos arqueológicos de distintas épocas, la arquitectura sacra de la tradición católica romana y la greco-católica, así como interesantes rasgos rurales de estas tierras son motivos excelentes para una visita al Žumberak y a la sierra de Samobor. Esta amplia zona ofrece gran cantidad de fenómenos interesantes y opciones de paseo y exploración, sin perder al mismo tiempo su agradable tranquilidad montañesa.